Entrevista a Carlos García-Alix y Andrea Santolaya

Con motivo de la exposición “Nation Rugby” en en la Galerie du 10 (Instituto francés de Madrid), nuestra amiga y colaboradora María Cabal (http://www.soycazadoradesombrasylibros.com) ha tenido la oportunidad de entrevistar a Andrea Santolaya, autora de las fotografías y el pintor y escritor, Carlos García-Alix, pintor  que ha escrito para ilustrar esta exposición.

A continuación os transcribimos la interesante conversación entre ellos y en la que surgieron diversas reflexiones sobre la pintura y la fotografía.

María Cabal: En sus pinturas qué es lo que más busca, ¿la luz, los colores…?

Carlos García-Alix: Con el color a veces tengo problemas, a veces me gustaría pintar con un no-color; en cuanto saturo mucho el color no me gusta… y me gusta movemerme en una pintura más sorda de color, más apagada… es como en la música… hay quien prefiere más el sonido de un violín y el que prefiere el sonido de un contrabajo nada más porque su sensibilidad suena más en ese acorde. En la pintura lo que más me importa y preocupa es el espacio, la manera en que no solamente en que lo representamos fuera o lo copiamos, sino el espacio propio de la pintura… la relación que se establecen entre las formas, los colores… siempre sometido a un tema… yo no soy un pintor abstracto sino figurativo que además me interesa mucho una pintura con un componente narrativo que cuenta una historia; pero a la hora de los medios que utilizas para llegar ahí, para mí más importante que el color es el espacio y la luz también por supuesto; pero con la luz, volvemos a lo mismo, me gustan luces no demasiado empastadas, efectistas, no demasiado violentas; quizás porque conduce a un estado más ensimismado de la pintura. Si hay demasiado color o demasiada luz es como si la vista entrara en esa imagen y rebotara rapidamente hacia afuera, mientras que si lo consigues amortiguar es como si la vista lo atrapara el cuadro, no es tan fácil, no tiene esa dureza. Pero es algo muy subjetivo… yo creo que toda persona tiene una luz propia: unas personas son muy solares, otras muy crepusculares y otras muy nocturnas. Seguramente naces con ello y trabajas con esa luz que es la tuya propia.

14601134281313_487x0

María Cabal: ¿Le gusta escribir de aquello que le afecta? Y en este caso ¿Cómo le han afectado personalmente estas fotografías para luego Ud. transcribir o darle sentido?

Carlos García-Alix: A la primera pregunta, sí me gusta escribir sobre lo que me afecta; creo que es algo que me ayuda a ordenar mi cabeza, a ordenar mi pensamiento. Esa es la razón casi principal que me impulsa a escribir más que puntualmente algo que se vaya a publicar, sino que escribo asiduamente simplemente para mí.
Y respecto a la segunda pregunta, bueno soy pintor por lo tanto tengo una familiaridad con las imágenes; creo que las imágenes exigen una lectura. Una imagen no se lee en un instante sino que requiere un tiempo también y una cierta reflexión sobre aquello que miras puesto que además esa imagen normalmente tiene para el artista un significado, una intención, entonces procuro, hasta donde puedo, entender o saber cual ha sido la intención del artista a la hora de dar con esa imagen porque de alguna manera creo que también esas imágenes actúan como espejos del artista; las fotografías de Andrea hablan del Rugby, de unos jugadores pero ella escoge como los retrata a que altura coloca la cámara, que luz quiere, que pose quiere, y ese es su mundo y lo que ella tiene y entonces me habla también de Andrea y eso también me parece también muy interesante.

María Cabal: ¿Si le encargasen un cuadro de esta exposición que colores utilizaría? ¿cuál sería imagen que le viene a la mente que sea global de ella?

14601132980859_487x0Carlos García-Alix: Bueno hay un color, aunque no esté tan presente en las fotos sobre todo en los retratos, que es el color verde de la pradera donde se juega al rugby. No he sido nunca aficionado al rugby, pero si he sido aficionado al fútbol y siempre me parecía una experiencia estética el momento en el que entrase en el campo y viese ese verde iluminado, y el ambiente y esa cosa que hierve ahí… Pero esa especie de pradera verde donde se va desarrollar el juego me parece siempre muy sugerente, muy conmovedora… y si siguiera buscando seguramente más colores, pues hombre ya lo conozco estaría el blanco y el rojo que son los equipos… también son los colores del País Vasco, blanco, rojo, verde… Y luego en los retratos de primer plano de rostro de primer plano me han remitido a pinturas a veces; no quiero decir que Andrea cuando ha hecho esa foto se inspirase en un cuadro… hay un retrato de un jugador antillano que está así mirando… que me recordó mucho en su postura y en su gesto a un cuadro de Velázquez de su criado, Juan de Pareja, por esa especie de cómo se circumscribe la atención, como la figura mira de tres cuartos y un poquito desde arriba al espectador, me pareció de una plasticidad realmente soberbia; al fin y al cabo yo creo que los pintores de hoy deberían utilizar sobre todo en su momento de formación una cámara fotográfica porque te obliga a componer un cuadro; te mueves en un rectángulo y ahí tienes que hacer que intervengan los distintos elementos y es algo que ayuda a componer dónde situo la figura, que tensión tiene sobre el resto del plano y me parece que está muy bien; de hecho me gustan mucho los retratos de esta exposición, como aparecen dentro del plano, cómo aparecen de un lado, como se van a un extremo, se asientan…

María Cabal: ¿Hasta que punto el fotógrafo deja de existir en la escena que captura y pasa a formar parte de ella?

Andrea Santolaya: Bueno, esa es la parte más difícil y más fundamental a la hora de trabajar en un proyecto de este tipo en el que el lenguaje creativo y documental se mezclan porque para mí es esencial sentirme con la confianza o con la tranqulidad de que saber que respeto su espacio y que me respetan y que estoy presenciando algo donde soy bienvenida, entonces si yo no tengo esa llave no puedo trabajar porque no me siento suficientemente fuerte ni siento que pueda comunicar algo que ellos quieran mostrar hacia mi o hacia el público, entonces esa pequeña transparencia o esa fugacidad hace que haya un efecto sorpresa donde puedas captar momentos que no te podías ni llegar a imaginar y es lo que lleva el tiempo, lo que lleva la conversación, lo que lleva el lenguaje,lo que lleva el intercambio, porque al fin y al cabo es un intercambio, por ejemplo, lo he hecho en muchas ocasiones con otro tipo de proyectos pero en este caso hice toda una serie de retratos que no están en la exposición pero ellos con sus familias con sus hijos porque me llamaba mucho la atención lo complejo que es la familia y como apoyan el deporte y todos tienen uno, dos, tres o cuatro hijos, entonces al final eran ellos los que me pedían si podía hacer una foto en familia para participar en el proyecto ya fuera con esa imagen o con un retrato; pero al fin y al cabo esa idea del intercambio es muy importante incorporarla para llegar a esa transparencia en el que estás en un momento en el que la presión sicológica es muy fuerte porque estás en un partido, en momento donde esta élite están en un proceso de cambio y donde tú lo que no puedes hacer es molestar, ni quitarles tiempo, así que tienes que estar en una especie de simbiosis con el espacio.

 

María Cabal: ¿Es fácil o difícil dar significado a lo que se mira?

Andrea Santolaya: ¿Darle yo significado? Bueno teniendo en cuenta que es algo que he vivido desde muy dentro de una manera muy profunda y que he tenido una intervención directa con ellos es complicado a la hora de poder traducirlo en imágenes pero una vez que encuentras el sentido de las cosas o el lenguaje que quieres exportar pues es como si una fotografía fuera una palabra, dos montar una frase y tres lo que es un contenido de un párrafo y si ves toda la exposición pues podría ser una historia y la manera de narrar que hago con fotografías es cómo si fuesen con puntos y comas; tenemos una serie de ilustraciones o de imágenes que conversan entre sí que son individuos que forman parte de una comunidad, y que dentro de esa comunidad hay una cierta intimidad a la que yo he tenido acceso a través de la fotografía entonces es esa un poco la manera que yo intento darle sentimiento y darle veracidad o darle un argumento al trabajo que desarrollo.

191528.xx_largeMaría Cabal: ¿La fotografía y concretamente el b/n interfieren al espectador una narrativa de la imagen?

Andrea Santolaya: Lo que ocurre con la narrativa de la imagen y con el b/n es que para empezar ya es una interpretación de lo que estás viendo porque nosotros vemos a color. Desde ese momento estás interpretando lo que estás viendo y transfiriendolo a una gama de grises. Por otro lado ya te estás fijando en una serie de formas, ya el color no tiene ninguna presión sicológica y además estás narrando desde un punto de vista o utilizando una herramienta que puede usarse como más documental pero sin querer hacerlo documental. De que manera poder hablarlo desde una narrativa intelectual, creativa y artística pero utilizando herramientas que forma parte de otros mundos que además convergen, ¿por qué no? Si hoy en día la fotografía es todo, en cuanto que puedes utilizarlo todo y contar una historia y además la atemporalidad que da el b/n porque no sabes a qué época pertenece y el darle cierta unificación en ese aspecto.

Carlos García-Alix: Yo creo añade además melancolía siempre la foto en b/n; esto es una reflexión que hacía Susan Sontag en un ensayo muy famoso, muy conocido que tiene sobre la fotografía; para ella fue un libro importante porque fue la primera vez que vi articular un pensamiento muy sistemático alrededor de la fotografía y en la que hablaba que toda fotografía tiene un componente muy melancólico, y si es b/n todavía más, porque al fin y al cabo es un instante del pasado, un isntante capturado, y el b/n también siempre deja ese sabor que todavía refuerza más ese sentimiento de algo pasado. Siempre influye en la narrativa de esa manera. Sí que toda fotografía en b/n ya marca un tipo de actitud ante el espectador.

“Nation Rugby”
Del 8 de abril hasta el 13 de mayo de 2016
Galerie du 10 – C/ Marqués de la Ensenada, 10
lunes a viernes de 10:00h a 20:00h y sábados de 11:00h a 13:30h. Entrada libre.

Bookmark and Share

Comentarios recientes

    artefamoso Written by:

    Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *