Dibujar Versalles – Charles Le Brun

Por cortesía de CaixaForum Madrid hemos podido asistir a la presentación de la exposición “Dibujar Versalles. Charles LeBrun 1619-1690” con la presentación, algunos de ellos por primera vez al público, de los cartones preparatorios de trabajo para la decoración de “La Escalera de los Embajadores” y la “Galería de los Espejos” del Palacio de Versalles.

Estos cartones que tras una ardua labor de restauración en las que se han empleado novedosas técnicas, así cómo montajes especiales para su conservación y traslado, no volverán a ser mostrados al público hasta dentro de 5 años para preservar su conservación.

Presentación por parte de Caixa Forum Madrid y la comisaria Bénédicte Gady de la exposición.

Estos cartones fueron ideados como herramientas de trabajo para la consecución del trabajo final en la decoración del Palacio de Versalles, y como tales puede verse en ellos todo el proceso de su utilización para el paso de los motivos a las paredes y techos del Palacio.

Así podemos observar los calcos realizados, el punteado sobre ellos para fijar el dibujo o motivo en las paredes, o los arrepentimientos por parte del artista y los trabajadores de su taller.

Al ser elementos con una función práctica y no como obras en sí, quedaron abanonadas durante mucho tiempo, apiladas o bien enrolladas por lo que han requerido de una ardua labor de restauración por parte del museo Louvre y gracias al apoyo de “La Caixa”.

Detalle de la Escalera de los Embajadores

Gracias a la recuperación de estos cartones de trabajo, podemos ver la decoración ideada para la desaparecidaEscalera de los Embajadores“, con figuras a escala natural y dibujos en lápiz negro. Era el primer espacio de representación del poder del rey en Versalles, a pesar que era un lugar estrecho y que sólo recibía luz cenital. En la exposición podemos ver una representación de cómo estaban estas composiciones ubicadas y su labor, en la cual Le Brun trabajó hasta el último momento.

Igualmente en otro espacio diferenciado podemos seguir paso a paso el trabajo para “La Galería de los Espejos“. Desde los primeros apuntes en formatos pequeños hasta los dibujos finales del mismo tamaño que los definitivos.

Material inédito

Del boceto inicial al paso al cartón en escala natural para su posterior utilización.
Del boceto inicial al paso al cartón en escala natural para su posterior utilización.

Estamos ante una oportunidad única de poder disfrutar de un material excepcional e inédito que por primera vez se expone al público. También a través de esta exposición podemos acercarnos a las técnicas empleadas durante los siglos XVI y XIX. Pocos de estos materiales de trabajo han llegado hasta nuestros días, siendo esta una afortunada excepción.

De los 350 cartones existentes, 75 han sido restaurados expresamente para esta exposición y se repartirán entre las dos sedes de la muestra. Las obras son muy frágiles por lo que no pueden ser expuestas más de tres meses. Tras su exhibición regresarán a los almacenes del Museo del Louvre, dónde deberán permanecer ocultas a la luz durante un período mínimo de 5 años.

Restauración de los cartones

La restauración ha descubierto un dibujo inédito en el reverso de uno de los cartones.
La restauración ha descubierto un dibujo inédito en el reverso de uno de los cartones.

Los cartones han sido objeto de una minuciosa labor de restauración llevada a cabo en el Departamento de Artes Gráficas del Louvre y que ha implicado el trabajo de viente especialistas a lo largo de 2 años.

Algunos de los cartones fueron encolados en lienzo durante el siglo XIX para poder ser expuestos y ha supuesto las actuaciones más difíciles para la recuperación de los mismos y su vuelta al montaje respetando al máximo su estado de origen, consolidación y posibilidad de ser expuestas.

La restauración ha sido fuente de descubrimientos. Dos de los cartones han permitido descubrir dibujos en su reverso, algo no muy común en la época que hacen suponer que quizás Le Brun tuvo problemas de provisión de papel. Estas obras no han vuelto a ser encoladas ya que se hubiese perdido del dibujo del reverso. Se exponen ahora mostrando las dos caras.

Los cartones: herramientas de trabajo

El término cartón se emplea para designar un modelo a escala natural de ejecución y realizado para ser reproducido en otro soporte o con otra técnica. Por ejemplo preparación de tapices, vidrieras, cuadros, pinturas murales…

En la composición de la “Escalera de los Emabajadores”, los cartones tienen como soporte varias hojas de papel de gran formato, ensambladas entre sí y en las que el artista traza su dibujo con lápiz negro y tiza blanca y excepcionalmente añadidos de sanguina.

dibujar-versalles-2De los cartones expuestos la parte más delicada y que se ha perdido por el trasiego de los cartones, o estar enrollados, ha sido la tiza blanca que marcaba las luces de la composición final.

Antes de usarlos los cartones se desplazaban in situ para verificar la exactitud de las proporciones o la composición. Esto explica la presencia del clarooscuro y la de numerosos arrepentimientos pudiendo observar el desplazamiento de una cabeza, un brazo o una pierna.

Después el dibujo se trasladaba al medio final mediante dos técnicas: la incisión y el picado. Esto hacía que los cartones se deterioraran muy fácilmente pues eran muchas veces ampliamente reutilizados, sobre todo en motivos decorativos.

En la incisión el pintor sujeta el cartón a la pared y luego repasa los contornos con una punta de metal, marfil o madera, a veces incluso con el mango del pincel. Previamente el reverso del cartón era frotado con polvo de carbón, piedra negra o sanguina. Este método se recurría cuando el cartón iba a ser utilizado una única vez.
dibujar-versalles-1
En la técnica del picado consiste en perforar los contornos de los motivos del cartón con una aguja o punzón, en ocasiones después de colocar detrás del modelo otra hoja llamada plantilla, para que quede perforada al mismo tiempo. Luego a través de los agujeros del cartón picado o de la plantilla se pasa un polvo de carbón que deja una sucesión de puntitos en el soporte final. Este método permite conservar el cartón para múltiple reutilización.

Reproducción en espejo de uno de los cartones como comprobación de composición.
Reproducción en espejo de uno de los cartones como comprobación de composición.

En la época de Le Brun la fabricación de papel era totalmente a mano a partir de trapos usados de la que se obtenía la pasta de papel. De ahí que su tamaño fuese limitado. A través del trasluz pueden verse la trama del tamiz usado para la elaboración, la contramarca del los papeleros que los fabricaron y la filigrana.

A Le Brun le preocupa la eficacia en la preparación y uso de los cartones. Para ganar tiempo desdobla sus modelos en espejo mediante el procedimiento de contraprueba. Transfería sus modelos cuando fuese necesario a través de presión por prensa, sobre la que luego hacía pequeñas variaciones.

Asimismo en el picado el modelo podía llegar a doblarse por la mitad antes de la perforación. Así dibujos con simetrías como jarrones o coronas se perforaban rápidamente, no coincidiendo muchas veces los contornos de ambos lados del modelo.

Esta exposición es una oportunidad única, no sólo de adentrarse en las técnicas utilizadas por el taller de Charles Le Brun, o la labor de restauración por parte del Louvre y CaixaForum, sino además de poder disfrutar de una obra de belleza y calidad excepcional. Una oportunidad que no podemos perder por lo insólito de su naturaleza, por la muestra de elementos ya desaparecidos en la actualidad y por la maestría en la ejecución de los cartones, que sin buscar perdurar como obra final y definitiva, nos trasladan el amor por el dibujo y su maravilloso encanto.

Por último volver a agradecer a CaixaForum Madrid la oportunidad de poder asistir a la presentación de esta exposición, a la comisaria de la exposición Bénédicte Gady por su visita guiada y su esfuerzo al hacerla en castellano y a la responsable de la restauración de las obras por sus explicaciones de los métodos utilizados para ello.

Dibujar Versalles Charles LeBrun, 1619-1690. CaixaForum Madrid. Del 16 marzo al 19 junio 2016.

Bookmark and Share

Comentarios recientes

    artefamoso Written by:

    Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *